15julio | 2016

371

Likes

Ejercicio al aire libre: las ventajas del ‘gym natural’


Ejercicio al aire libre: las ventajas del ‘gym natural’

¿Has pensado alguna vez que el mejor de los gimnasios está justo al cruzar la puerta de tu casa? Pues sí, hablamos del ejercicio al aire libre: una opción divertida, abierta 24 horas al día y que no te costará ni un solo euro.

Conoce sus virtudes, sus posibilidades y sigue nuestros consejos para que puedas sacar partido este verano a una actividad saludable al alcance de todos.

En primer lugar, hablemos de los beneficios. El deporte al aire libre mejora tu estado de ánimo, disminuye el estrés, aumenta los niveles de energía y mejora la concentración y la memoria, ya que estás disfrutando de las vistas y sonidos de la naturaleza.

Por otra parte, pasar de 5 a 30 minutos al aire libre es todo lo que tu cuerpo necesita para satisfacer el consumo recomendado de vitamina D, te ayuda a mantenerte activo al construir huesos fuertes.

¿Y qué tipo de deporte podemos hacer al aire libre? Esta pregunta nos la hacemos tras años de dependencia a las máquinas del gym, pero la respuesta es muy variada:

Deportes de equipo: baloncesto, voleibol, fútbol…

Caminar:  la forma más saludable de hacer ejercicio.

Senderismo: es relajante, ayuda a ponerse en forma, y el corazón y los pulmones se benefician al respirar el aire puro.

Running: una excelente alternativa al gimnasio.

Pasear en bici: al mismo tiempo que disfrutamos de la naturaleza, ponernos en forma.

Kayak y piragüismo: si vives una ciudad con río o en la costa, practicar deportes acuáticos es una experiencia fantástica para el cuerpo y la mente.

Si ya te hemos convencido y, en estos momentos, estás calzándote las zapatillas deportivas para salir a la calle y poner en práctica nuestros consejos, nos alegramos mucho, pero…¡aguarda un minuto más! Falta el último consejo:

deportealairelibre

En estos meses de verano en los que el solo aprieta, debes permanece hidratado en todo momento: bebe agua antes, durante y después de hacer ejercicio. Al contrario de lo que muchos creen, no es aconsejable tomar bebidas como zumos o refrescos durante el ejercicio (contienen más de un 10% de carbohidratos que no se absorben correctamente) o abusar de bebidas isotónicas (puede tener un efecto contraproducente al aportar calorías extra).

Ahora sí, abróchate los cordones, coge tu botella de agua mineral y… ¡sal corriendo a la calle!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,