12diciembre | 2017

374

Likes

¿POR QUÉ COCINAR MARISCO CON AGUA MINERAL?


¿POR QUÉ COCINAR MARISCO CON AGUA MINERAL?

Para cocinar marisco es muy importante tener en cuenta el agua. Muchos solemos tener claro que el agua mineral es la que nos gusta para beber, pero no prestamos tanta atención al agua que debemos usar para cocinar. Sin embargo, el agua que acaba en nuestros platos es un elemento tan importante como cualquier condimento. Pues puede cambiar radicalmente de gusto el plato. Por ello os descubriremos el poder del agua mineral en la cocina.

En fechas navideñas necesitamos preparar un sinfín de platos y, muchos de ellos, solo los cocinamos en esta época tan especial. Por ello es normal que necesitemos refrescar algunos métodos de preparación para que salgan exquisitos.

La cocción del marisco es muy fácil en teoría. Pero la obtención de resultados óptimos requiere el conocimiento de ciertas técnicas (bastante sencillas) y de cierta práctica, ya que pequeñas variaciones en el tiempo de cocción, en la cantidad de sal aplicada, o en el uso de agua mineral, del mar o del grifo, pueden ser la diferencia entre un exquisito bocado y un pasable alimento.

¿Quieres saber pequeños trucos para cocinar marisco? Sigue leyendo…

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprarlos?

A la hora de comprar marisco es más recomendable que estén vivos. Por ello deben comprarse así especialmente los moluscos y más aún si se van a comer crudos. En este último caso hay que estar seguros que no han sido cogidos en zonas de agua contaminada. Lo mejor es comprobar la etiqueta que certifica que han pasado por la depuradora.
A la hora de comprarlos,  hay que asegurarse que no estén “vacíos “. Su peso debe ser el mayor posible comparado con su tamaño.
Agitarlos para comprobar que no tienen agua en su interior.
Rechazar las piezas que tengan extremidades rotas por las que podría entrar agua de la cocción y estropear el sabor.
Las antenas y ojos de los crustáceos deben estar brillantes y tiesos.
Al menor síntoma de olor a amoniaco, recházalos.

¿Qué posibilidades tenemos para cocinar marisco?

Lo más fácil y útil es utilizar las técnicas de cocina que todos conocemos. Tales como la cocción en agua mineral, del grifo o de mar o el asado a la parrilla. Podemos además incorporarle un fondo blanco de pescados o incluso con un caldo a base de agua, vino blanco, sal y especias. No obstante los más expertos de la cocina del mar se decantan por la primera opción a la hora de cocinar marisco.

¿Cómo limpiamos el marisco?

Los crustáceos sólo hace falta enjuagarlos con agua limpia. Y una vez cocinados, ser despojados del hilo negro (estómago) dónde pueden acumularse residuos y suciedad. Los moluscos pueden tener tierra, por eso es recomendable sumergirlos en agua con sal varias horas antes; si el agua se oscurece mucho, habrá que ir renovándola hasta que salga limpia.

¿Cuándo debemos echar en el agua el marisco al cocerlo?

Aunque es un tema muy debatido, existe una regla que nos ayuda a conocer cuál es el momento exacto de hacerlo. Simplemente si el marisco está vivo, se echa cuando el agua aún está fría, mientras que si está muerto, lo introduciremos en la olla sólo cuando ya esté hirviendo.

Este método es el más recomendable por el siguiente motivo: si el crustáceo está vivo, soltará las patas al notar el agua hirviendo y se quedará vacío. Mientras que si se echa cuando el agua aún está fría, el agua se irá calentando poco a poco y no notará un cambio brusco de temperatura, por tanto no soltará las patas.

¿Agua del grifo, agua mineral o de mar?

Es cierto que el agua de mar es la idónea para cocinar el marisco, pues contiene la cantidad de sal ideal para cocinarlo. Pero no siempre la tenemos a mano y aunque la tuviéramos no es recomendable usarla debido a los contaminantes que puede llevar. El agua de mar igual que el agua del grifo contiene residuos orgánicos y químicos que no desaparecen aunque se hierva el agua.

Por este motivo recomendamos usar para estos platos agua mineral natural de mineralización débil. La cuál permitirá que nuestros mariscos y platos conserven toda su esencia, sabor y nutrientes sin mezclarse con otros componentes que pueden dar un peor sabor y olor, así como ser perjudiciales para la salud. A dicha agua tendremos que añadirle sal, la cual varía en función del marisco que vayamos a cocinar. A continuación os dejamos con una tabla para saber las cantidades de sal y el tiempo de cocción.

TIPO DE MARISCO

Gramos de sal por litro de agua

Tiempo en minutos

Bocas 45 10
Bogavante grande 60 30
Bogavante mediano 60 20
Buey grande 60 20
Buey mediano 60 18
Burgaillos 60 ½
Camarones 60 (*)
Cangrejos 45 6
Cañaillas 60 15
Caracolas 45 10
Centollo grande 60 18
Centollo mediano 60 15
Cigala grande 60 8
Cigala mediana 60 5
Gambas 50 (*)
Galeras 50 2
Langosta 60 20
Langostinos 50 (*)
Lapas 60 10
Nécora grande 60 7
Nécora pequeña 60 5
Percebes 70 (*)

 

Muchas gracias por leer nuestra entrada. Recuerda que para disponer siempre de Agua mineral natural a domicilio y a la temperatura deseada para beber o preparar tus platos, puedes confiar en los dispensadores y el servicio de Agua de Acquajet.

Infórmate sin compromiso AQUÍ.

Pide presupuesto para tu casa o empresa AQUÍ.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,